Campo Deportivo

Además del estadio cerrado y las canchas de césped natural y sintético, en el Campo Deportivo IUA los alumnos y sus familias disfrutan la barbacoa, el monte de flora indígena, el pueblito a escala con plaza y alcaldía, el Paseo de la Geometría, el Taller de Tejido, con rueca, telares y taller de fieltro, entre otras curiosidades.

La cancha de césped sintético para la práctica de Hockey fue inaugurada por la Selección Nacional de Hockey femenino, Las Cimarronas, realizando una clínica para niñas y jóvenes.

Alumnos, docentes y padres concurren al TALLER DE TEJIDO, donde aprenden diferentes técnicas del arte del tejido y el fieltro. Se realizan desfiles con las variadas prendas y accesorios producidos en el taller, siendo muestras muy gratificantes para espectadores y creadores. Es muy rico para el alumnado ver todo el proceso de la lana, desde la esquila de la alpaca, que convive con los niños, pasando por el hilado en la rueca y por último el armado de los ovillos.

Con las naranjas cosechadas en el Campo Deportivo IUA los niños elaboran año a año mermelada de naranja. Ellos mismos diseñan las etiquetas, participan en el envasado y obsequian a sus familias el producto terminado.

En el PASEO DE LA GEOMETRÍA los alumnos estudian matemáticas en vivo trabajando con representaciones tridimensionales de cuerpos geométricos; figuras y esculturas que conjugan el aspecto estético con el didáctico, engalanando junto con los azahares el CAMINO DE LOS NARANJOS.

Los alumnos de Kinder recorren el Campo Deportivo IUA en una suerte de diligencia tirada por un caballito muy querido por todos, observan las danzas de los pavos reales, alimentan a las cabritas, ven nacer pollitos en la incubadora y aprecian recreaciones a escala de “Los tres cerditos” y “Pinocho”, cuentos tradicionales con profundos mensajes. Los juegos de otros tiempos como el aro, el trompo y el balero, representados en murales, son otras de las novedosas atracciones que se plantean y se pueden disfrutar y hasta practicar.