LABORATORIO DE INNOVACIÓN

El IUA apuesta proactivamente a la evolución de la metodología didáctica promoviendo nuevas formas de enseñar y de aprender, habilitando el espacio donde cada docente pueda explorar, poner a prueba y evaluar colaborativamente sus iniciativas. Los alumnos gozan de libertad de movimiento y expresión en la búsqueda del conocimiento, abordando cada propuesta simultáneamente desde distintos ángulos. Las tareas se dividen en Zonas de Aprendizaje, en las que los estudiantes rotan mientras el docente los guía y acompaña en forma personalizada. El ambiente desestructurado del laboratorio promueve el entusiasmo y la productividad. Con esta modalidad se busca que el alumno saque el máximo provecho individual y colectivo de sus habilidades y capacidades.

Desafiando el enseñar para el desafío de aprender

 

El Instituto Uruguayo Argentino ha puesto en marcha un Laboratorio de Innovación para promover la investigación metodológica sobre procesos de aprendizaje.

 

¿Por qué una institución educativa opta por desarrollar un Laboratorio de Innovación?

 

La escuela como institución no está ajena a los cambios disruptivos que afrontamos socialmente.  Desde sus orígenes el IUA se autodefine como un centro de Educación integral en donde el alumno es el centro de todo accionar pedagógico.  Por esta razón es que surge la necesidad de crear un espacio de innovación donde se incuben, diseñen, implementen y evalúen nuevas formas de enseñar y de aprender.

 

¿En qué consiste el Laboratorio de Innovación?

 

En el Laboratorio de Innovación las tareas se dividen en Zonas de Aprendizaje que combinan la integración de las tecnologías con espacios destinados a desarrollar destrezas motrices, la creatividad, el análisis y la reflexión así como el estímulo para el trabajo cooperativo y colaborativo.  Los alumnos rotan por cada una de las Zonas de Aprendizaje de acuerdo a consignas y criterios de evaluación claramente especificados mientras el docente recorre estos espacios atendiendo los distintos ritmos y permitiéndose trabajar en forma individualizada con cada uno de sus alumnos.

 

Los docentes trabajan colaborativamente en el diseño didáctico y entienden a la evaluación como la herramienta para corroborar el impacto de cada una de sus propuestas en los aprendizajes de los estudiantes.

 

A partir del análisis de cada una de las experiencias en el Laboratorio de Innovación, el IUA va configurando una metodología de trabajo que conjuga los aportes teóricos actuales con el bagaje histórico de una institución fundada en 1978 por la Maestra Mirna Palacios, quien formada en una época fermental de la pedagogía nacional, apuesta hoy a esta práctica transformadora y proyecta cambios en la dinámica escolar que sabrá expandir.